¿Las plataformas digitales de trabajo pueden crear empleos decentes? Lo analizamos a continuación.

Según el informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: El papel de las plataformas digitales en la transformación del mundo del trabajo”, las plataformas digitales de trabajo se han multiplicado por cinco en la última década a nivel mundial y están abriendo nuevas posibilidades, en particular, para las mujeres, las personas con discapacidad, los jóvenes y las personas que quedan al margen de los mercados laborales convencionales.

El número de plataformas digitales de trabajo que operan en toda la región de Latam y Caribe aumentó 14 veces, es decir de 4 a 56 según los datos recopilados por el informe de OIT. Las plataformas digitales de trabajo digitales consideradas en este informe global pueden clasificarse en dos grandes categorías: las basadas en la web y las basadas en la ubicación.

  • En las plataformas basadas en la web, los trabajadores realizan tareas o encargos en línea o a distancia. 
  • Las tareas en las plataformas basadas en la ubicación incluyen los servicios de transporte, reparto o delivery, y otros como reparaciones a domicilio, trabajo doméstico o prestación de cuidados.

Nuevas oportunidades y desafíos

Las plataformas digitales crean oportunidades sin precedentes para los trabajadores, las empresas y las sociedades en general, al estimular la innovación a gran escala en todo el mundo. Sin embargo, al mismo tiempo representan una amenaza grave para el trabajo decente y la competencia leal.

Los problemas para los trabajadores de las plataformas guardan relación con las condiciones de trabajo, la regularidad del trabajo y de los ingresos y la imposibilidad de gozar de los derechos a la protección social, la libertad de asociación y de negociación colectiva. Además, las horas de trabajo suelen ser prolongadas e imprevisibles.

El trabajo en las plataformas es la principal fuente de ingresos para la mayoría de los trabajadores que ofrecen servicios de taxis (84%) y de delivery (90%) a través de aplicaciones móviles y para alrededor de una tercera parte de los otros trabajadores de las plataformas digitales web.

Muchos gobiernos, empresas y representantes de trabajadores han comenzado a ocuparse de algunas de estas cuestiones, pero las respuestas son diversas y ello provoca incertidumbre para todas las partes. 

Según los Convenios y Resoluciones de la OIT, todos los trabajadores tienen derechos laborales universales. ¿Pero pueden ser garantizados estos derechos para los trabajadores de las plataformas digitales?

El hecho de que las plataformas digitales de trabajo operen en varias jurisdicciones plantea la necesidad de diálogo y coordinación a nivel internacional en torno a las políticas, a efectos de conseguir la seguridad reglamentaria y la aplicación de las normas internacionales del trabajo, puntualiza el informe.

Objetivos de cara al futuro

El diálogo social entre las plataformas, los gobiernos, los trabajadores de las plataformas y sus representantes es fundamental para dar una respuesta inclusiva que garantice que:

  • La economía digital se convierta en el poderoso motor de una competencia leal y trabajo decente para todos.

  • La clasificación correcta de la situación laboral de los trabajadores, en consonancia con los sistemas de clasificación de los países.

  • Transparencia y rendición de cuentas respecto de los algoritmos, tanto por lo que respecta a los trabajadores como a las empresas.

  • El goce del derecho a negociar colectivamente de los trabajadores por cuenta propia de las plataformas.

  • El acceso de todos los trabajadores, incluidos los trabajadores de las plataformas digitales, a prestaciones de seguridad social adecuadas, mediante la ampliación y adaptación de los marcos de política y jurídicos cuando proceda.

  • El acceso de los trabajadores de las plataformas, cuando así lo decidan, a los tribunales de la jurisdicción local.

Fuente: https://www.ilo.org/americas/sala-de-prensa/WCMS_773309/lang--es/index.htm